martes, 8 de diciembre de 2009

Thank You For The Good Times

Thank you for the good times, i believe that´s all i´ve got to say right now, it feels like i don´t have to worry at all, now i know my time has come, please don´t cry because time has fall upon me, now i´m as safe as i can be.
I didn´t change anything, that makes me feel almost as sad as the fact that i won´t look at the your eyes another time. Tonight will be the las time that i´m going to see the stars, you can be sure that i´m going to enyoj it more than i did everytime. When you close your eyes and look at me again, embrace me as hard as you can and i´ll be by your side every night. I know it might sound a little sad, but before i leave, i want to thak you, the few persons of my life, for all the good times and the bad times we passed by, all those times that let something inside my heart. I hope time will be kind with me and i truly hope it will take away the bad feelings and memories you might have.
Maybe we will not understand the course of the stars across the sky, maybe we will never know why things are the way they are, but be sure that as long as i have a soul, here or wherever i will be, you will always be with me, and i will always lay by your side. You will hear me in the silence, you will see me when everything turns black, you will feel me in the night.
There´s no need for you to cry, just remember me as i ever was. Pardon me if you ever think i did something that i should have not, i made a lot of things i feel regret for.
Once more, thank you for the good times, we will see us again soon, i promise this is not a goodbye, you know i love you all...


p.st.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Lo Sé Perfectamente y lo Sabes Aún Mejor

Estoy completamente seguro de que no hay día que no pienses en mi, no tienes que mentirme.

Siempre pasa algo o escuchas algo o percibes el aroma de algo o sientes algo o lees algo que inevitablemente te hace verme, aunque sea en un vago recuerdo. Lo sé porque me conozco, lo sé porque te conozco, y justamente por eso puedo decir que, aunque dentro de tu cabeza vivo en un vago recuerdo, dos cosas que tienes perfectamente presentes de mi, son mis ojos y mis labios.

Ambos sabemos que si algo no hacemos es frecuentarnos, pero sé que te quedaste con ganas de probar mis labios, de morderlos, de sentirlos recorriendo tu cuello, tus hombros, tu espalda, tus pechos, tus pies, tu sexo. Lo sé perfectamente y lo sabes aún mejor que yo.

Sabes lo expresiva que es tu mirada, lo expresivas que son tus manos y tus gestos, sabes que no abrazas a cualquiera como me abrazaste ese día a mi, sabes que tu sonrisa y tus palabras nerviosas te delataron junto con el rubor que inundó tu rostro. Sabes que deseaste que fuera más que una gota de lluvia que caía desde el cielo, más que un viaje a lo perdido que hay detrás de un par de ojos en aquella tarde que se volvió noche, aquella tarde que no quedará en el olvido, más que dos palabras que volaron con el viento. Lo sé perfectamente y lo sabes aún mejor.

Tu mirada no sabía si verme a los ojos y perderse en ellos, y contemplarse en ellos, y conocer lo que hay tras ellos o hacerte desear mas mi labios, hacerte sentirlos, hacerte tocarlos. Esa mirada ruidosa, poco discreta, esa mirada que me gritaba lo mucho que me deseabas. Lo sé perfectamente y lo sabes aún mejor.

Sé que a veces te preguntas que hubiera pasado si te hubieras dejado llevar aquel día por lo que te decían tus ojos, tus manos, tu sexo. Sé que tratas de imaginar lo que sería conmigo una noche, un amanecer, un beso o un millón de ellos. Sé que en algún momento del día aparezco y piensas lo que hubiera sido dejarte llevar en ese instante por el deseo y donde estaríamos ahora. Sé también que piensas en que probablemente no lo hubiera permitido, e insistes en esconderme detrás de alguien más, no porque en realidad lo creas o porque en realidad me parezca a alguien, sino para atenuar el sentimiento de arrepentimiento. Sé que no haces lo posible, por verme de nuevo pero que sabes que la próxima vez que me tengas frente a ti, seguramente dejaremos la cortesía a un lado y nos dejaremos llevar por el deseo seguramente mas de una sola vez.

Lo sé perfectamente y lo sabes aún mejor. Te conozco mejor de lo que tu crees. Y sabes que sé que me conoces mejor de lo que yo creo. Y sabes que sé que lo que he escrito lo sé porque inevitablemente, en algún momento del día, te pienso, te veo y te deseo yo también...


p.st.